Usted se encuentra en: Inicio arrow Servicios financieros arrow Arrendamiento Puro
Arrendamiento Puro Imprimir

Operación con la que un arrendador goza del uso de un bien y paga renta a una arrendadora pura durante un tiempo determinado.

En este caso, los intereses están implícitos en las rentas, y la factura del bien queda en poder de la arrendadora como garantía del pago de las rentas.

El cliente puede deducir el 100% de dichos pagos en sus ejercicios fiscales, salvo que se trate de automoviles.

Al igual que en la modalidad de arrendamiento financiero, en las operaciones de arrendamiento puro se establece mediante un contrato, el uso o goce temporal de un bien, pero con la diferencia de que no existe opción de compra al termino de la vigencia del contrato.

Por lo tanto, las Arrendadoras no contraen obligación alguna de enajenar el bien, ni de hacerle participe al arrendatario del importe de la renta que se haga del bien a un tercero.

En el caso de que al termino del contrato exista un contrato de compra-venta del bien entre la Arrendadora y el arrendatario, el bien tendrá que ser enajenado al valor comercial o de mercado.

Características del Arrendamiento

Cabe destacar las múltiples particularidades que se obtienen en la actualidad con las opciones de arrendamiento puro y financiero. Estas se pueden agrupar en:

Fiscales:

  • En el caso de los contratos de arrendamiento financiero, los activos arrendados de propiedad de arrendadora, sin embargo, es la empresa arrendataria quien deprecia los bienes y deduce la parte correspondiente a la carga financiera, aplicándola a resultados.
  • Para contratos de arrendamiento puro, el tratamiento fiscal de acuerdo a las disposiciones vigentes es diferente, en este caso, el arrendatario o el cliente deduce la totalidad de cada una de las rentas pagadas. Adicionalmente, no se registra como pasivo a las rentas por pagar, ya que como contrapartida, el bien arrendado no es registrado como activo.
  • En base a este tratamiento fiscal, que cuando al concluir el contrato se realizara un acto de compra-venta del bien arrendado, este tendría que enajenarse al valor comercial o de mercado, teniendo que pagar el arrendatario el impuesto que le corresponda.

Financieras:

  • Financiamiento al 100% del costo del equipo.
  • El equipo o bien arrendado es financiado a plazos que se ajustan a las necesidades del arrendatario y a la naturaleza del bien, considerando su vida fiscal, permitiendo a la empresa aplicar sus recursos en áreas estratégicas, obteniendo un mejor aprovechamiento en el desarrollo de planes y metas, a corto y mediano plazo.
  • El arrendamiento constituye un instrumento financiero adicional, al complementar sus líneas tradicionales de crédito bancarias, sin exigir saldos compensatorios en cuenta.
  • Disminuye los riesgos inflacionarios al amortizar con cada renta un valor del capital a precios actuales.
  • Constituye una fuente de financiamiento que el arrendatario puede manejar a largo plazo para renovar y modernizar sus equipos de forma constante, manteniéndose actualizado tecnológicamente.
  • Las tasas de interés implícitas en una operación de arrendamiento financiero, adicionalmente el arrendatario tiene la opción de escoger la forma o el pago de las rentas, ya sean anticipadas o vencidas, así como mensuales, trimestrales o semestrales.